La monja alférez, 1ª parte


Entre 1592 y 1595 nació en San Sebastián, Catalina de Erauso, hija de familia hidalga pero pobre. A los cinco años su padre la metió en un convento, a los quince años escapó de lo que ella consideraba una prisión, se vistió como un hombre y se presentó en Vitoria donde entró al servicio de don Francisco de Cárdenas, quien nunca supo que aquel "muchacho" era la hija de su amigo el señor Erauso.

Un día el Señor Erauso fue a visitar a Francisco de Cárdenas y Catalina sabiéndolo huyó hacia Valladolid, tras mil peripecias recayó en Sevilla, donde se enroló como soldado en las compañías que iban a América adoptando el nombre Alonso Díaz y Ramírez de Guzmán.

El barco en el que viajaba se hundió frente a las costas americanas. Catalina (Alonso) se salvó junto con un cofre de madera que contenía los sueldos de la tripulación. En Pait fue acogida por un tendero, ya que ella/él sabía leer y escribir, que le encargó la contabilidad de su negocio.

En una pelea hirió a uno de los clientes de la tienda y fue detenida. Una prima del herido que se había enamorado de Alonso(Catalina) le ayudó a escapar. Se internó en el mar con una lancha y recayó en un galeón español que la devolvió al continente. Se enroló de nuevo como soldado en una compañía, que por una de esas raras casualidades de la vida, estaba bajo el mando de Miguel de Erauso, su hermano, el cual lógicamente no la reconoció.

En una emboscada india cayó el alférez que portaba la bandera y Catalina(Alonso) la recogió y luchó abrazada a ella hasta que el ataque indígena fue rechazado. Fue nombrada entonces alférez y portaestandarte de los ejércitos de España y de las Indias por su propio hermano, en nombre del rey de España.

En otra pelea callejera, junto a un compañero, luchó contra cuatro personas. Ganaron pero Catalina resultó herida y tuvo que huir para que no descubrieran su sexo. Fue recogida por una muchacha, Juana de Valcárcel. La madre de ésta, encantada con el alférez le propuso el matrimonio con su hija y tuvo que huir Catalina de nuevo, pero esta vez fue detenida por la justicia, que la condenó a muerte. Pero aquí no acaba su historia...

Continuará mañana...

5 comentarios:

gargolafilmx dijo...

me alegra ver que hay gente joven con ganas de hacer cosas interesantes.
un saludo y si quieres hacer un trabajo o ejercicio ya que con tu edad me imagino que estas estudiando? una entrevista a este personaje dímelo "luís Ivars" es alicantino y músico.
un saludo http://www.reyes-caballero.com

Zinquirilla dijo...

Conozco la historia por un librito que leí hace tiempo, pero quizás no sea tan conocida, haces bien en postear sobre su singular vida.

Yo tuve la suerte de ver su casa natal en San Sebastián y casi me emociono... snif, me encantan las mujeres aventureras,

nos leemos!

Coro dijo...

Muy bien con este blog.
Interesante, ameno y se aprende...

Felicidades, me tendrás por aquí,
saludos.

Don Dato dijo...

Gracias a vosotros tres por vuestros comentarios y por haber visitado mi blog :)

No lo he nombrado ni lo nombraré en los artículos pero los hay que han tachado de ficción esta historia, pero es real como la vida misma, aunque seguramente esté algo adornada.

Catalina de Erauso/Alonso aparecen en los archivos de indias que están en Sevilla. También está su casa en San Sebastián y un sin fin de cosas que lo documentan y verifican como real.

También quiero comentar que siempre visito los blogs, en caso de tenerlos, de aquellos que comentan mis artículos.

Anónimo dijo...

Thanks for the info! We're making a custom pair of slippers for you :)” oh wow thank you!!